Por qué Cureño 2021

Elios Edmundo Pérez Márquez

En el imaginario colectivo de todo Ecatepec, a pesar de la pandemia y por encima de los sentimientos ocultos, persiste la sensata idea de que, en el año 2018, se cometió un error político que, a la fecha, sigue arrastrando secuelas que nadie hubiera querido pagar y muchos, casi todos los habitantes de este municipio, de una forma u otra, hemos tenido que solventar; pero llegó el momento de enmendar ese error y, citando al clásico, diremos que, “así como no hay Victorias eternas, las Derrotas no son para siempre”.

La conseja popular advierte que, para resolver un error, primero, hay que reconocerlo, es decir, aceptarlo como tal, so pena de volver a cometerlo y, esta segunda vez, peor que la anterior, lo cual ya no sería un simple error, sino una estupidez del tamaño del mundo.

Y, como vox populi, vox dei, o sea, como la voz del pueblo es la voz de Dios, se hace necesario que todos los que participamos en la vida política y habitamos el municipio más poblado del país: Ecatepec, hagamos un examen de conciencia y, de una vez por todas, expresemos lo que queremos, para qué lo queremos, qué tanto lo queremos y qué estamos dispuestos a dar para lograrlo, es decir, hay que ganar las elecciones de este año, para lo cual, hay que actuar en Unidad; esa unidad que, por diversas circunstancias y por estos lugares, no se deja ver, desde hace mucho tiempo.

Cada líder dirigente, grupo, corriente y/o referente tiene sus propios motivos y razones, y su propia forma de matar las pulgas, porque así lo determinó él o ellos mismos, sin buscar el consenso de la sociedad que, como siempre, para algunos, sólo está para votar y elevar, a los iluminados, al poder.

Algunos de nosotros pensamos que es factible la Unidad, sin traicionar principios e ideales, y empujar a alguno de los posibles, para que gane la elección constitucional y, así, ganamos todos, hacemos una fila y nos formamos para, después, con el tiempo y en circunstancias más propicias, ya recorrida la fila, sin pelear, ni dividir, volver a ganar, tantas elecciones, como uno ni imagina. A eso le tiramos, en lo interno y externo, en este proceso electoral del 2021.

La mayoría de mis compañeros sabe que no va a ganar; incluso, que no debería competir, pero la soberbia, la opinión del Jefe político, con el que no se puede estar en desacuerdo; los “díceres”, los intereses de grupo, el sectarismo, la intolerancia, la simulación, la necesidad de ser y aparecer, de mostrarse, de creerse, de auto engañarse, nos han llevado a este estado de cosas, en el que nadie “le baja” a sus pretensiones y, antepone sus propios intereses o los de su grupo, basado en una lógica muy personal: “si no soy yo, no es nadie”.

Hoy, en este 2021, aquí, donde vivimos y seguiremos viviendo por el resto de nuestras vidas, algunos de nosotros pensamos que, en este momento, la mejor opción, para enfrentar a la Derecha, obtener el triunfo y ser el próximo Presidente Municipal de Ecatepec, es José Luis Gutiérrez Cureño que, si no es el mejor, no hay otro mejor que él.

Cureño, hombre de Partido, hombre de Izquierda, es de esos seres excepcionales, que nacen muy de vez en cuando, y asombran a los demás, con su talento, con sus conversaciones y DON de gentes; que estudian, que no se cansan, que no se saben estar quietos; siempre se reinventan y tienen un plan para salir adelante y avanzar, porque en política, no hay callejones sin salida y la rueda de la historia nunca va para atrás.

Es de esas personas, atentas, preparadas y cultas, que escuchan y se informan, y siempre quieren saber más, aprender más; nunca están conformes con lo que saben y se reinician, porque no les sobra el conocimiento, ni les estorba estar al tanto de los acontecimientos y desde mi punto de vista, es el único que nos garantiza “poner un piso parejo”, para lo que sigue, aunque no faltan las personas que lo describen como un ogro, porque no lo conocen y eso les han contado. Así se hacen los chismes.

Lo he visto llegar a su casa y vaciar los bolsillos de su ropa, para leer los cientos (si no es que miles), de papelitos que le hacen llegar las personas, con las que se reunió durante el día, pero que no se atrevieron a decirle, en público, algún problema o situación, que consideraban importante.

Sin entrar al triste comentario del actual gobierno, que hace agua por todos lados, y su equipo de colaboradores, pertenecientes a una organización social que lucra con las más apremiantes necesidades de la gente, así como en 2006, considero conveniente fijar mi posición y disculparme por haber cometido el error de no haber apoyado a Cureño en 2018, pero es un error que no volveré a cometer y espero que muchos de mis compañeros y ciudadanos no cometan.

Cureño ya fue Presidente Municipal, en 2006, y no lo hizo mal; por el contario, ha sido el mejor gobierno en este municipio, y todos lo vimos, a pesar de las embestidas mediáticas y los ataques de Felipe Calderón y Peña Nieto, en ese momento, presidente y gobernador, respectivamente.

Errores, todos podemos cometer. En la participación política, es inevitable no equivocarse y errar, aunque el principal error es no participar y, ésta, es la oportunidad que tenemos, todos los militantes de Izquierda, de saldar la deuda que tenemos con la sociedad, y otorgar el HONOR Y GLORIA, que hemos pedido para todos los compañeros que se nos adelantaron en el viaje final. Ni hablar, CUREÑO para Presidente.

eliosedmundo@hotmail.com

febrero 2021

Otros Artículos de Elios Edmundo Pérez Márquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *