Emilia Brena

Por Elios Edmundo Pérez Márquez

(Discurso leído en 2008, en su cumpleaños 76. Este año, cumplirá 89)

En este contexto de privatizaciones, fraudes electorales y Partidos confrontados internamente, parecería que no hay salida, para resolver los grandes problemas nacionales y que no tiene sentido seguir luchando por los ideales, ya que los objetivos deseados se encuentran cada vez más lejos. Parece que nada ha cambiado y que todo sigue igual, o peor. Sin embargo, lo que sucede en estos tiempos es que, el régimen de Partidos, apenas ha comenzado, es decir que, en la historia de nuestro país, la vía electoral, como opción para transformar el estado de cosas imperante, es muy reciente. De ahí que, algunas personas, que vieron la lucha social como una alternativa de transformación y liberación, sienten que los cambios no llegan ni se ven, y optan por arribar a los cargos públicos, y resolver su situación personal. Claro. No son luchadores sociales; constructores de la Democracia; personas dispuestas a dar lo mejor de sí, por ayudar a su gente, a sus iguales, a los que padecen las mismas carencias, en un país, en un estado, en un municipio o en una comunidad. Los verdaderos luchadores y luchadoras sociales, no se dan en maceta pero, afortunadamente, se dan. Ecatepec, no es la excepción. Por fortuna, aparecen en el momento que se necesitan y, con su esfuerzo y decisión, cambian el curso de la historia. Entre ellos están los que, a fines del siglo pasado, por un pedazo de tierra donde vivir, vinieron a radicar a nuestro municipio y enfrentaron la adversidad, la falta de servicios, las carencias y la represión. Todo, en un contexto donde no era fácil disentir, y los tres niveles de gobierno, dominados por el PRI, habían perdido toda credibilidad. Algunos jóvenes de la actualidad no han de creer que, apenas hace unos 30 años, vivíamos en régimen de Parido de estado, donde el PRI dominaba los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, tenía el control de las Cámaras de Diputados Y Senadores, y de los gobiernos estatales, pasando por los medios de comunicación y los sindicatos. En ese entonces, con todo en contra, había que dar la batalla, con lo que se pudiera o con lo que se tuviera, por obtener un pedazo de tierra, por servicios, por agua, por luz, por drenaje, pavimentación y escuelas, es decir, por los más elementales de un ser humano; por lo que un padre de familia requiere para dar a sus hijos. En ese contexto, surgió la figura de doña EMILIA BRENA BARRAGÁN, oaxaqueña de origen, fundadora del PRD y de la Unión de Colonias Populares (UCP), mujer de vocación solidaria y luchadora social por convicción, quien, el próximo 16 de mayo, cumplirá 76 años de edad. Quienes la conocemos, no podemos dejar de admirar su trayectoria, tu tesón y su fortaleza. Doña Emilia es un ejemplo para las nuevas generaciones; es una de esas personas con las que el PRD se prestigia; una mujer, que ha estado ahí, y no por un cargo público, ni por conveniencia, ni por una chamba, sino por convicción. Doña Emilia, nació el 16 de mayo de 1932, en Ejutla de Crespo, Oaxaca; se casó con Alfonso Castillo Guerra, también fundador de la UCP, y procrearon 9 hijos, Ana Emilia, Sergio Alfonso, Alejandro, Alberto, María Elena, Arturo, Marisol, Gerardo y Óscar. La recordamos con Representante del PRD ante las Comisiones de Vigilancia del Registro Federal de Electores, donde no faltaba a ninguna sesión y asistía a los recorridos, que se hacían en los módulos, en los que se elaboraban las credenciales para votar con fotografía. La generación de organizarse, siempre estuvo presente en los jóvenes de la generación a la que perteneció doña Emilia y, a inicio de los 70, a falta de un Partido político, proletario y de masas, que impulsara una nueva Revolución, esos jóvenes optaron por crear su propias y fue así como surgieron el Frente Popular Independiente, el Movimiento Urbano Popular, , la Unión de Colonias Populares de Naucalpan, el Bloque Urbano de Colonias Populares, el Frente Nacional de Acción Popular y otras, tanto en la capital, como en la zona metropolitana, pero también en varios estados de la República. Así nacieron la Coalición Obrero Estudiantil del Istmo (COCEI), el Campamento “Tierra y Libertad”, en San Luis Potosí; la Alianza Obrero Campesina Estudiantil de Jalapa, el Frente Popular de Zacatecas y muchos más. Doña Emilia se acordará, porque le tocó estar presente que, entre 1974 y 1975, en San Agustín, se organizaron actos de apoyo a la colonia Rubén Jaramillo; se acordará de la Toma de camiones, como protesta por el alza del pasaje; la concentración en explanada de rectoría, como protesta por la presencia de Luis Echeverría, en la UNAM; en Cd, Neza, la lucha contra el pulpo camionero, y podíamos enumerar muchas acciones más, en las que doña Emilia fue parte actuante. En 1987, en busca de otras formas de lucha, los colonos de aquel entonces, incluida doña Emilia, realizaron la Primera Reunión Plenaria de Colonias Populares, para analizar las experiencias particulares de cada colonia, los triunfos, los errores, las posibles formas de organización, y vieron la necesidad de crear una organización amplia y representativa. Fue así, como el 15 de julio de 1979, se constituyó la Unión de Colonias Populares del Valle de México. El próximo 17 de mayo de 2008, compañeros, amigos, hijos y familiares, realizaremos un acto-homenaje, en honor de doña Emilia Brena Barragán, con motivo de que el día 16, cumple 76 años de edad. La cita es en el Deportivo Valle de Santiago, en avenida Piedad, de la 2ª. Sección de San Agustín. Este homenaje a doña Emilia Brena, reviste una doble importancia, porque el 16 de mayo es su cumpleaños, y se lo queremos festejar pero, también, porque es el reconocimiento a una mujer honesta y valiente; luchadora incansable, una madre ejemplar; una compañera, generosa y solidaria; fundadora del PRD, perredista de primer nivel; todo un ejemplo de tenacidad para las nuevas generaciones y un orgullo para los que hemos tenido la oportunidad de tratarla. FELICIDADES, DOÑA EMILIA.

Mayo de 2008/ Este año, cumplirá 89.

eliosedmundo@hotmail.com

Otros Artículos de Elios Edmundo Pérez Márquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *