Desmorenados en Ecatepec

Anónimo. Musée Carnavalet, Histoire de Paris

Elios Edmundo Pérez Márquez

Por un momento, los interesados, los curiosos, los estudiosos, los esperanzados, los suspicaces y los escépticos creyeron, no tenía por qué ser de otra manera que, al constituirse, en Ecatepec, el Comité Municipal del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), se contaría con la instancia necesaria para articular y organizar a las miles de personas y distintos grupos que, por una u otra razón, carecían de partido o habían decidido abandonar las filas del PRD y otros Partidos anquilosados, que ya no cumplían con sus expectativas.
También, en un municipio combativo, inmensamente poblado, con gente muy lúcida y decidida, que nunca ha dejado de luchar, parecía inevitable, y se esperaba con ansias, que se conformara esa instancia necesaria para canalizar y dar forma, contenido y dinamismo, a este organismo, colmado hasta el tope por simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador, quien, tiempo atrás, decidió renunciar al PRD y generar un nuevo proyecto, que retomara los orígenes, las grandes aspiraciones y las acciones que, ese Partido dejó de lado, ya que prefirió buscar, acomodo y cobijo, junto al poder federal.
De ahí que resultaba, no sólo lógico, sino necesario, reunir a los simpatizantes, afiliados y afines, impulsores de MORENA, en una gran asamblea, para formar su Comité Ejecutivo Municipal, e iniciar el camino hacia el 2015, sin ese lastre que representaban los otros Partidos que, en 2012, constituyeron el Movimiento Progresista. Era lo menos que se podía esperar, si no es que desear, sobre todo, considerando la inmovilidad del PRD en el municipio, desde hace ya varios años.
No fue así. En su tan anunciada reunión plenaria, para elegir al Comité Municipal, los caciques de MORENA, principalmente, ex perredistas, en su primera oportunidad, como tenía que ser, mostraron el cobre, se lucieron con las visitas y optaron por adoptar y repetir, las viejas prácticas del acarreo, la torta y el refresco, el agandalle, el mayoriteo, la afiliación exprés, la compra del voto, el voto inducido, el voto a cambio de alguna dádiva pero, también, la exclusión, el sectarismo, el autoritarismo, el gane sin propuesta, sin idea, sin sustento, sin imagen y sin moral; una elección a mano alzada, en su modalidad más grotesca y corriente, por no decir, hasta ridícula.
Es decir, como si no existieran más personas, se candidateó, pulió y ungió a personajes que nunca se han distinguido por su capacidad intelectual o por sus ideas de avanzada; mucho menos, por su esfuerzo en favor de la gente, sino por el contrario, viven de la gente, medran con el esfuerzo de la gente y engañan a la gente, desde un espacio negociado con el gobierno, concesionado por el gobierno, que les retribuye pingües ganancias, pero no tiene nada qué ver con la lucha social.
A quién, con dedos de frente, se le hubiera ocurrido postular a los que se postuló: personajes sin trayectoria, sin compromisos, sin discurso, sin experiencia, con nula militancia, que nunca establecieron un compromiso, ni brillaron mientras fueron afiliados al PRD, sino que, por herencia, por contagio o por costumbre, su paso por ahí, fue bastante mediocre, opaco y gris, y no tendrá por qué ser diferente en MORENA, pues sólo se incorporan con la intención de usufructuar a una nueva organización, en la que harán lo mismo que han hecho siempre, lo que mejor saben hacer: medrar, en toda la extensión de la palabra.
Cómo habrá estado de amañada la designación de ese Comité, que Martí Batres, dirigente nacional de MORENA abandonó el lugar antes de que se consumara tamaña villanía.
Una pena. Ecatepec, el municipio más habitado del país, con todas las carencias y la problemática de una gran urbe, merecería un Comité integrado con gente, comprometida y responsable, honesta y combativa o, por lo menos, gente seria, y no personajes que viven de las apariencias, y que parecen haber sido sacados de algún cómic publicado en los años cincuentas; eso, por no hablar de otros rufianes.
eliosedmundo@hotmail.com

Otros Artículos de Elios Edmundo Pérez Márquez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *