CIRILO CHINCOYA RODRÍGUEZ

Por Elios Edmundo Pérez Márquez

 

“Morir es retirarse, hacerse a un lado,
ocultarse un momento, estarse quieto,
pasar el aire de una orilla a nado
y estar en todas partes en secreto”.

JAIME SABINES.

Conocí a Cirilo Chincoya, allá, a principio de los 80s, cuando iniciaba su mudanza de la lucha social, en la Unión de Colonias Populares (UCP), a la lucha electoral, en el Partido Mexicano Socialista (PMS), y nuestro lema de campaña era: “No ganamos, pero cómo nos divertimos”.
Estudioso, romántico por naturaleza, esposo, padre de familia y decidido a ocupar un sitio en el panorama político, en verdad, Cirilo se esforzó por apoyar a su comunidad y fue parte de varios proyectos en lo que, junto a sus compañero, enfrentó al poder, en esos tiempos cuando disentir, era un delito que se perseguía de oficio.
Nunca ha sido fácil ser un militante de Izquierda, pero de la Izquierda real, de la Verdadera Izquierda, no de esa que se dice Izquierda y que, por el contrario, como dijo Benedetti, es más Siniestra que la derecha.
Chincoya era un militante de Izquierda. Era congruente, es decir que, entre lo que decía y hacía, no había contradicción; era antipriísta y, sin embargo, pocas veces tuvo que alzar la voz para decirlo; pertenecía a esa especie en extinción que pretendía reivindicar a los que menos tienen; no estaba aquí por un puesto o una chamba; sabía trabajar en equipo, era solidario con sus compañeros y, antes de emitir una opinión, escuchaba; virtud que no abunda por estos lugares.
En 1996 fue Regidor del H. Ayuntamiento de Ecatepec, junto con Faustino de la Cruz e Irma Cerón (qepd), en esos tiempos en que, ser Regidor de Izquierda, significaba ser congruente y aguerrido, y no como ahora que, ciertamente, da vergüenza, ya que los representantes populares de la oposición, no se oponen a nada y sólo velan por sus intereses personales y los de su grupo.
Fundador del PRD, luchador social de toda la vida, buen amigo, noble y generoso, de firmes convicciones, hombre comprometido, prudente y conciliador, Presidente del PRD Municipal, de 2002 a 2005, funcionario público en la administración 2006-2009, compañero de viaje y siempre activista, Cirilo Chincoya, ya no estará más para luchar con nosotros.
Se nos adelantó en el camino y ha emprendido un largo viaje en el que, sin lugar a dudas, sus amigos y compañeros de causa habremos de alcanzarlo. Por tanto, en su memoria, como sentido Homenaje a su presencia, la lucha sigue. Nuestras sentidas condolencias a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a todos los que lo quisieron y que, así como nosotros, lo extrañarán, pero nunca lo olvidarán.
Hasta siempre, Cirilo. Como hay Dios en el cielo que, algún día, más temprano que tarde, nos volveremos a reunir a la diestra de Dios Padre, para partir el pan y la sal, y comentar la épica de nuestra juventud.

eliosedmundo@hotmail.com